26 Jul

Teoría Hiperbórea Conciliadora

A veces me declaro incompetente para comunicar una idea con mis palabras, tal vez porque todo sería un plagio es decir solo soy un consumidor, un lector, un escucha y pretendo tener un poco de elocuencia y comunicar una forma mediante recortes.¿Sería un pecado combinar esto? ¿Cual es el pecado de los ateos?

¿Libre de qué? ¡Eso no le importa a Dios! Pero tu mirada debe anunciar con claridad: ¿libre para qué?

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

¿Te llamas libre? Quiero oír tu idea dominante, y no que has escapado de un yugo.

¡El amante quiere crear porque desprecia! ¡Qué sabe del amor el que no tuvo que despreciar precisamente aquello que amaba!

Vete a tu soledad con tu amor y con tu crear, hermano mío; sólo más tarde te seguirá la justicia cojeando.

Vete con tus lágrimas a tu soledad, hermano mío. Dios ama a quien quiere crear por encima de sí mismo, y por ello perece.

Y aplícalo a tu estudio, tu tiempo, tus amigos, tu trabajo, tu pareja y a todo lo sagrado en la vida.

Fuentes:

Así habló Zaratustra. F. Nietzsche.

La Santa Biblia 1 Corintios 13:1-13

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Eres un robot? * Time limit exceeded. Please complete the captcha once again.